Llamamiento urgente: libertad para Abdullah Ocalan

Abdullah Ocalan lleva encarcelado en la isla de Imrali por más de 18 años, por haber conducido a su pueblo hacia la libertad y la emancipación.
Ningún mar ni ningún muro podría romper la fe y el compromiso que el pueblo kurdo y los revolucionarios de Oriente Medio habían puesto en su Ocalan. Contrariamente a lo que esperaban los gobiernos fascistas turcos, el encarcelamiento de Serok Apo no rompió el movimiento kurdo, por el contrario siguió siendo la fuente de inspiración de su pueblo para luchar contra la opresión y por una sociedad democrática.
Hoy hay noticias inquietantes en torno a la salud de Abdullah Ocalan. En los ultimos días, medios turcos han difundido rumores de que el líder Abdullah Ocalan ha muerto en prisión, y dadas las circunstancias es necesario esclarecer la realidad sobre esta cuestión. Las declaraciones del fiscal del estado de Bursa no son de ninguna manera creíbles.
Es un derecho fundamental de su familia, sus representantes legales y el pueblo kurdo a ser informados de su salud. El movimiento kurdo hizo una llamada que nos permitimos reproducir a continuación:
  • Hacemos un llamamiento al Comité para la prevención de la tortura (CPT) para que intervenga para asegurar que se obtenga la información necesaria en esta situación.
  • Hacemos un llamamiento a todos los grupos kurdos y demócratas para que tomen medidas y exijan una explicación sobre la situación de la salud y la seguridad Ocalan.
  • Hacemos un llamamiento a las fuerzas internacionales, que entregaron a Ocalan a Turquía en el 15 de febrero de 199,9 para que intervengan en nombre de la humanidad y a la luz de su responsabilidad colectiva por su cautiverio y posterior juicio, que se encontró que era injusto y se denunció la tortura psicológica bajo la Convención Europea de derechos humanos (ECHR).

 

La resistencia de Abdullah Ocalan y su liberación no es una cuestión limitada a Turquía, el Kurdistán u Oriente Medio. Las políticas represivas de Turquia, como el apartheid en Sudáfrica, no son sólo cuestiones locales limitadas a un espacio geográfico. El día de la liberación de Nelson Mandela fue un día de alegría para toda África y para todas las personas que no estaban dispuestas a aceptar el regimen racista y discriminatorio de Pretoria.
La liberación de Abdullah Ocalan y de los presos políticos en Turquía es la esperanza de la gente con conciencia de todo el mundo. Los internacionalistas que vinieron de todos los continentes para defender la revolución de rojava y cayeron en combate, son la encarnación de esas esperanzas, y su sacrificio no será en vano.
Se están llevando a cabo manifestaciones en toda Europa y en todo el Kurdistán. En Londres, en Estrasburgo, en Bruselas, hombres y mujeres están de pie al lado del otro para pedir el fin de esta opresión y el fin de la complicidad de nuestros gobiernos con las políticas represivas de Ankara. Tal vez sea útil recordar que la detención de Abdullah Ocalan ha sido organizada por la colaboración de varios Estados (Turquía, Estados Unidos, Grecia, Israel, Kenya)
Desde la comuna internacionalista de Rojava, pedimos la liberación incondicional de Abdullah Ocalan, que constituirá el primer paso para poner fin a la represión y el terrorismo de estado. Exigimos la retirada del PKK de las listas de organizaciones terroristas y llamamos la construcción de un Confederación en el Kurdistán y en todo el Oriente Medio.

Leave a Reply