La resistencia no ha terminado – Carta abierta después de #WorldAfrinDay

149 0

Nosotros, que trabajamos aquí en Rojava como internacionales, somos parte de la lucha mundial de los oprimidos contra el reino del Estado, el capital y el patriarcado.”

– şehid Hêlîn Qercox

El #WorldAfrinDay ha sido un ejemplo histórico de resistencia y solidaridad internacional. Miles de personas tomaron las calles y se levantaron contra esta guerra, apoyando la resistencia y los valores de esta revolución. La solidaridad procedente de más de 50 ciudades de todo el mundo demostró cuán importante es lo que está sucediendo aquí para la gente. Nuevos grupos y nuevas personas están organizando su solidaridad, participando y defendiendo la revolución. Desde Canadá hasta Australia, desde México hasta Japón, el mundo ha demostrado que Afrin no está sola.

Durante dos meses, las bombas del ejército turco han estado cayendo y matando a civiles en Afrin. Durante estos mismos dos meses, ha habido acciones mundiales contra esta ocupación. Y continuarán. Afrin, como el cantón occidental de la Federación Democrática del Norte de Siria, será defendido como el faro de esperanza en que se ha convertido, como la fuente de inspiración que es. La democracia de abajo hacia arriba, con mujeres a la vanguardia de la construcción de la ecología social, es lo que el sistema capitalista intenta mantener encerrado, afirmando que “no hay alternativa”, que la utopía no es posible. Pero aquí hemos aprendido que otro mundo no sólo es posible, sino que es necesario, y sólo depende de cuánto creamos en él, de cuán determinados estemos en hacer realidad esta utopía.

Afrin se encuentra ahora bajo la ocupación del ejército turco. Después de estos meses de resistencia, al ver que las fuerzas de ocupación entran en la ciudad puede parecer que la utopía se dispersa una vez más; pero nadie dijo que la revolución llegaría fácilmente. Era algo que sólo habíamos imaginado antes de venir a Rojava y presenciar con nuestros propios ojos lo que está sucediendo aquí. Hoy, aquí, asumimos varios siglos de sistema capitalista y del modelo de estado-nación. Estamos desafiando miles de años de opresión patriarcal y poder de gobierno masculino. Estamos desafiando la esencia de cómo la sociedad misma es percibida y organizada.

Pero hoy también debemos examinarnos a nosotros mismos y evaluar lo que hemos hecho. Como comuna internacionalista, no logramos desarrollar todo el potencial que la solidaridad internacional puede significar para esta revolución. No pudimos seguir todas las iniciativas y acciones que diferentes personas compartieron con nosotros, no pudimos dar nuestras perspectivas y respuestas a todas las ideas y propuestas que se nos presentaron. No pudimos dar la respuesta correcta a los ataques que nos golpearon. No pudimos entender las dimensiones reales de la revolución que está ocurriendo aquí y la importancia de defender lo que hoy se está desarrollando.

Pero reflexionaremos sobre ello y aprenderemos de nuestros errores. Cuando vuelva a producirse el siguiente ataque de los poderes gobernantes, seremos más sabios y más experimentados, y más capaces de defendernos a nosotros mismos y a las personas que nos rodean. Sabemos que esto puede suceder en cualquier momento, tal vez mañana, y sabemos que no podemos hacerlo solos. Necesitamos ser capaces de ver las amenazas antes de que sean demasiado grandes para superarlas. Necesitamos tener un análisis mejor y más profundo de la situación en la que nos encontramos. Necesitamos toda la esperanza y la solidaridad internacional que esta revolución está suscitando en los corazones de las personas. Y es por eso que os invitamos a venir aquí.

Ven a ver con tus propios ojos lo que está sucediendo aquí. Ven con una mente y corazón abiertos, listos para desafiar lo que crees que la humanidad puede lograr. Ven a aprender, a apoyar y organizar esta revolución. Ven y ayúdanos a crear el movimiento internacional que pueda cambiar la deriva capitalista que la humanidad está sufriendo.

Pero si no puedes venir, todavía hay mil formas en que puedes contribuir a esta resistencia. Necesitamos pensar cómo podemos hacer que esta revolución sea exitosa, y qué se puede hacer en cada lugar para lograr este objetivo. Como internacionalistas, debemos ser capaces de actuar e interactuar con la sociedad en la que nos encontramos. Necesitamos aprender de los movimientos pasados ​​y analizar cuáles son las mejores formas de enfrentar la opresión. De la movilización masiva a la desobediencia civil. De las manifestaciones de solidaridad a las acciones directas. Ayer le mostramos al mundo que juntos somos fuertes. Pero la situación en Afrin hoy nos ha mostrado que esto no es suficiente. Por ello, ahora tenemos que abrir un debate global sobre cuál debería ser el siguiente paso a dar.

Esta carta abierta es una llamada a todas las personas y grupos que tomaron un papel activo en el #WorldAfrinDay, y también a otras iniciativas en solidaridad con la resistencia de Afrin. Queremos abrir un debate público. Esperamos tus respuestas, tus ideas, tus propuestas.

También solicitamos tu apoyo para difundir y traducir esta carta; puedes encontrar nuestro correo electrónico en nuestro sitio web.

Comuna internacionalista de Rojava

25/03/2018