Un combatiente socialista: Bager Nûjiyan – Qasim Engîn

9346 0

El movimiento de liberación es como un río. Durante años, combatientes excepcionales desde los cuatro rincones de la tierra han fluido en este río. Cuando el proceso de formación una sociedad, también llamado socialidad por la academia, se convierte en el faro ideológico de la esperanza por la humanidad, Kurdistán se convierte en el hogar para una persona del otro lado del mundo. Un/a socialista de Kurdistán, como revolucionario/a, ve también el otro lado del mundo como su propio hogar.

Como Che Guevara dijo en su tiempo, “Ante todo, sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera, en cualquier parte del mundo. Esta es la cualidad más bonita de un/a revolucionario/a”. Estas palabras honran el corazón de todo y toda revolucionaria.

Sabemos que Che Guevara era una personalidad con un espíritu de insurrección contra toda injusticia y contra el sistema imperialista que produce esta injusticia. Esta insurrección no se basa solo en palabras. No es tampoco solo una resistencia sin plan, sin objetivo y frugal. La insurrección del Che toma responsabilidad y conciencia de su voz interior. El Che se dedica a las personas. Su devoción hacia las personas está dedicada a toda la humanidad. Contra la ocupación, exclusión, esclavitud, opresión y humillación, cultiva una rabia y furia infinitas. Quiere un mundo justo. Anhela un mundo en el que los seres humanos vivan como seres humanos, juntos e iguales.

Nuestro compañero Bager escuchó la voz de su corazón y, con el espíritu de buen compañerismo y amistad, siguió los pasos del Che y su pensamiento socialista. Nuestro compañero Bager tomó las palabras de Abdullah Öcalan, “No traiciones tus sueños de infancia”, como su fundamento y siguió su camino en este sentido.

¿No es la descripción más bonita de los y las guerrillas el hecho de que son hijos e hijas de la naturaleza? ¿O cuando alguien dice que son combatientes de sus sueños y utopías? ¿No podría ser incluso una mejor descripción “Aquellos y aquellas que no han traicionado sus sueños de infancia”? Doblegándose nunca, con su actitud orgullosa, como el arma más fuerte para la implementación de la justicia, toman su corazón en sus manos y se levantan en resistencia contra la muerte en las circunstancias y condiciones más difíciles – ¿no son los y las guerrilleras, ante todo, con sus gran fé y convicción en la creación de un futuro libre, aquellos y aquellas quienes siguen los sueños del Che?

Cuando hablamos del Che, es apropiado que nuestro compañero Bager Nûjiyan nos venga inmediatamente a la mente. Conocí a Heval Bager en la primavera de 2018. Pero antes ya había oído de él. En un informe de 15 páginas que envió al partido, escribió que quería conocer de cerca el nuevo paradigma y aprender sobre él, especialmente en la escuela central del Partido. Su propuesta fue considerada como muy sensata. Su informe se consideró muy completo y profundo. Sobretodo, su informe se paraba sobre el pensamiento socialista, el socialismo y el nuevo ser humano. Los y las compañeras nos dijeron que él había compartido extensos pensamientos y profundización en su informe. Ya que yo estaba parcialmente involucrado en los trabajos educacionales, también oí hablar de Heval Bager en este contexto. Ya que yo mismo, viniendo de Kurdistán, crecí en Alemania, siempre he tenido una relación especial con los y las compañeras que vienen de Alemania y también una relación y atenciones especiales por la gente joven que ha venido a las montañas de Kurdistán desde otros países del mundo. Como revolucionarios y revolucionarias, nos vemos como parte de una revolución mundial. Por tanto, nuestra relación y atención hacia los y las internacionalistas del mundo, que vienen a las montañas, siempre ha sido especial. En este contexto, yo siempre había tenido una relación especial con los y las compañeras alemanas que han venido a las montañas, porque simplemente desarrollamos esta relación entre nosotras de una manera natural.

Bien, antes de conocer al compañero Bager, ya me habían contado mucho acerca de él. Sin embargo, para poder entender a una persona, conocerla, formar una opinión sobre ella, se tiene que conocer a esta persona, pasar tiempo y vivir una experiencia, debatir – es decir, dicho a lo kurdo, vivir juntos y juntas.

Cuando alguien ve a Heval Bager por primera vez, una personalidad calmada, con una habilidad fuerte para observar, escuchar, ser un poco reservado para hablar, pero al mismo tiempo muy esclarecedor, una persona que sabe lo que decir y cuando decirlo y en este aspecto, con una gran conciencia en la vida; resumiendo, se ve a una persona con una personalidad y características que son inherentes a un/a revolucionario/a.

Cuando la gente debatía con Heval Bager y lo conocía, se daban cuenta de que tenía un profundo conocimiento y reconocían su creencia en el socialismo. Cuando hablamos de socialismo, no hablamos del socialismo basado en la dominación, el estado, y la dictadura del proletariado. El socialismo que tomamos como base es un socialismo que va más allá del estado, está lejos de la condición de estado y la dominación, y está en contra de toda forma de jerarquía y opresión.

Cuando nos conocimos por primera vez, hablamos en alemán. Cuanto más lo conocía, sin embargo, veía que el compañero Bager podía hablar kurdo mejor que muchas personas kurdas. Su kurdo era tan bonito y me di cuenta de que enseñaba a leer y escribir kurdo en la escuela Mazlum Dogan así como leía en kurdo fluido frente a toda la clase de la escuela muchas perspectivas y análisis que llegaban.

Ya era más o menos consciente que los y las europeas están bien cualificadas para aprender idiomas. Aunque no se los fundamentos históricos y sociológicos de ello, soy consciente del hecho de que los y las europeas, y especialmente los y las alemanas, aprender idiomas simplemente. Pero una persona que es de un lugar extranjero y enseña a combatientes de este pueblo en kurdo nos fue de gran interés y significado.

Las noches de moral entre los y las guerrilleras son bien conocidas. Cuando hablamos de las noches de moral, queremos decir lo siguiente; cada 15 días, cada unidad guerrillera organiza una celebración de moral para poder desarrollar las propias habilidades culturales. En estas celebraciones, algunos compañeros y compañeras cuentan recuerdos, algunas recitan sus propios poemas o poemas de revolucionarios/as y socialistas conocidas, algunas cantan canciones, otras imitan movimientos de otros y otras compañeras, y si las circunstancias lo permiten, también hay bailes tradicionales, teatro o pantomimas.

Un/a revolucionario/a o guerrillero/a no es sólo un/a buen/a combatiente; porque su lucha es por la creación de una persona nueva, es ante todo una lucha cultural. Es un/a combatiente contra todo tipo de regresión, exclusión, desigualdad e injusticia. Es por tanto un/a combatiente por ser y convertirse en ella misma. Por lo tanto cada guerrillero y guerrillera debe tener la precisión y la sensibilidad de un artista. Si su vida no es artística, es defectuosa, equivocada, usa métodos equivocados en la vida guerrillera y es errónea. Como dice el Che Guevara, “El nuevo ser humano sólo es posible con la mayor expresión de una cultura revolucionaria”. ¡La elevación de esta expresión cultural es el amor por la libertad, y significa una actitud orgullosa y digna contra cualquier forma de opresión y humillación!

Tal vez os preguntéis “¿por qué nos cuenta esto?”; porque Heval Bager siempre ha estado en primer lugar, y antes que todos los demás, en las celebraciones oficiales de los últimos años, así como en días especiales y aniversarios, donde los compañeros y compañeras participan con su tembûr, guitarra, batería y sus otros instrumentos. Heval Bager ha cantado canciones revolucionarias en los festivales oficiales, en muchos idiomas y junto con sus compañeros y compañeras, y ha compartido docenas de canciones durante las veladas morales espontáneas. Todos los compañeros y compañeras miraban con entusiasmo al compañero revolucionario internacionalista que había venido de otro país. Especialmente cuando cantaba la canción de Natalia llamada “Comandante Che Guevara”, todos y todas aplaudían y cantaban con él con todo su corazón. Otra canción que Heval Bager siempre cantaba es la canción “Sê Jinên Azad – Tres Mujeres Libres” de la compañera Delîla. Esta canción estaba directamente asociada con Heval Bager en la escuela. Otra canción que todo el mundo asociaba con él era otra canción de Heval Delîla llamada “Zîlan”.

Así es como conocí al principio al compañero Bager. Sin duda, el conocernos no se vio limitado a esto. Cuanto más lo conocía, más se hacía visible su amor y fidelidad hacia la gente, su conexión con el socialismo y sin duda su profundo amor por el paradigma de Abdullah Öcalan.

Espero que no se me malentienda cuando digo que el entorno en el que una persona crece le influencia y le forma. Europa es el centro de la modernidad capitalista. Toma su centralismo sobre todo de la peculiaridad de que no deja escapar ni a una sola persona hasta que la ha integrado en el sistema. Es semejante actitud centralista que mira por debajo a las personas de su alrededor. Hasta el punto que en los tiempos en que las personas de África eran vendidas en los mercados, ¡se debatía sobre si eran personas y si sus cuerpos sentían dolor o no! Es una modernidad tan convencida de sí misma que fueron precisamente gente muy humanitaria las que la pusieron en esa posición. Dichas formas de acercamiento aseguraron que en los días que Cristóbal Colón y sus acompañantes hiciesen los mismo contra los pueblos indígenas americanos. Al mismo tiempo, estas empresas, que privan a las personas de su humanidad, son legitimadas por salmos bíblicos. Podemos leer lo que pasó en docenas de escritos de papas y curas.

Por tanto, Europa es egoísta y centralista. Y esto es exactamente lo que le transmite a su sociedad, o es perforado en ella. Su sociedad e individuos en ella les hacen sentir que son una gente muy especial, convirtiéndolos en partidarios que apoyan su colonialismo global y silenciándolos. En resumen, la gente de Europa mira por encima a la gente de África, Asia, y por supuesto, de Oriente Medio. Lo que estoy diciendo no tiene su fuente en la bondad o maldad de los seres humanos. El sistema de la modernidad capitalista, a través de su sistema educativo, hace todo lo que sea posible para poner en esta situación a la gente europea. El difunto escritor Immanuel Wallerstein no dijo sin razón, “Todos/as somo un poco hijos/as de la modernidad capitalista”. Aunque no es su intención el exagerar, tratar a otras con condescendencia, o ponerse así mismas en una posición de dominación. Todo esto se vuelve evidente también en nuestras unidades.

Sin embargo, puedo decir que no vi ni una pizca de egoísmo en la personalidad de Heval Bager. En la academia, él era quizás el más comunal de todos sus compañeros y compañeras, el que más compartía, que interactuaba con todos y todas, quien intentaba con toda la fuerza de la que disponía de encontrar soluciones a las preocupaciones; en otras palabras, él era un modelo de persona social desde su propio punto de vista y era muy modesto en su actitud en la vida.

Si lo mirabas de esta manera – si no hubiese tenido ese color pelirrojo y rubio – no te habrías dado cuenta de que era un compañero alemán. Por tanto, en su camino hacia las montañas tomó los métodos del Che como fundamento. Cuando el Che dijo adiós a su madre, no fue sin razón que dijo: “Una vez más siento bajo mis talones las costillas de Rocinante. Una vez más, me voy en camino.” Y cuando el Che dejó Cuba y se marchó en servicio de la revolución a un todavía no muy claro país en África, le dijo a Fidel, no sin razón: “Otras tierras del mundo demandan mis humildes esfuerzos.” Una persona que trata de dar su modesta ayuda en otro país en el mundo y poder tener éxito en sus esfuerzos, debe primero unirse a los y las revolucionarias sobre el terreno y a la sociedad de allí. El problema no es el atraso o progreso en esos lugares; el problema es la injusticia que tiene lugar allí, y el poder sentirla de una manera profunda y por tanto encontrar un poco de una solución a sus problemas. Esta solución puede indudablemente ser puesta en práctica a través de la modestia.

El compañero Bager tanto o más como era un entusiasta del Che, era también un buen compañero de él. Era el tipo de persona que, para poder convertirse en un revolucionario, primero viajó al país del Che y luego a muchos países en América Latina. Además de alemán e inglés, también hablaba castellano. El idioma es al final el punto fundamental de todo intercambio. Para general una buena relación con las personas, tienes que hablar con ellas. Para poder hablar, tienes que conocer el idioma. Heval Bager fue consciente de esta verdad muy pronto y allí donde iba, aprendió y habló el idioma de la mejor manera que pudo.

Una característica fundamental de un/a revolucionario/a es también mantener el contacto y el intercambio allí donde se va. El gran internacionalista y compañero turco Kemal Pîr dijo: “Si no veo la cara de unas cien personas todos los días, no puedo estar tranquilo.” Mirar a las caras de unas cien personas significa crear contactos. El unirse a ellas en espíritu. El sentirse juntas desde lo fondo del corazón. El compañero Bager, tanto a través de su intercambio como de su unidad en el espíritu, se convirtió en las montañas en un combatiente maduro en muy poco tiempo.

No hay ninguna duda de que no se puede conocer siempre y en cualquier lugar o cuando se quiere a semejante compañero. A veces la suerte te lleva a entrar en contacto con tal revolucionario con cara de ángel, tierno, cariñoso, sensible y considerado, un revolucionario con gran inteligencia, dedicado en sus esfuerzos y en su actitud. Nuestro compañero Bager era tal completo y elegido revolucionario y combatiente. Siempre se está atento y se desea encontrar dichas personalidad y compañeros y compañeras. Él era el tipo de compañero por el que pacientemente tirabas de las canicas de la cadena Tezbî hasta que decía hablaba. Era el tipo de persona por el que andarías kilómetros para verle, para mirar su viva cara, y para cuando le saludaras, abrazarlo tan fuerte y profundamente, y preguntarle desde el fondo del corazón y con gran conexión cómo se encontraba. Él era una personalidad que no se olvida. Aunque el ser revolucionario/a es algo comunal, dichos compañeros y compañeras se quedan siempre en lo más profundo de nuestros corazones.

Si no me equivoco, tuve dos clases en la escuela donde Heval Bager estaba. Una de ellas era sobre historia de Kurdistán. Si tomamos la historia de Kurdistán como una lección, estamos por supuesto no solo considerando al pueblo kurdo y Kurdistán. Miramos a las fuerzas de la modernidad democrática, que se posicionan contra la autoridad, violencia y estatismo de la modernidad capitalista. Cuando consideramos al esclavista imperio Romano en este contexto, evaluamos especialmente los movimientos Cristianos internos que estaban en revuelta contra la esclavista Roma, así como los movimientos de los pueblos del norte y germánicos, que para no convertirse en esclavos, se las arreglaron para una y otra vez vengarse de Roma. Además, también están los movimientos de los teutones, alemannis y sin duda también los galos, normandos, y todos esos pueblos que resistieron contra la ley de esclavitud de Roma. Cuando los consideramos y los evaluamos, intentamos en particular entender su carácter. Intentamos entender y reconocer el legado de aquellos pueblos que no fueron esclavizados. A partir de estos análisis intentamos sacar lecciones que no son necesarias. Por tanto, el profundizar en el papel de esos movimientos nos es muy importante. Por un lado, reconocemos a los germanos-alemanni que no se rindieron y no se doblegaron, y por otro lado, a los germanos-alemanni que son arbitrariamente ingenuos, obstinados, intolerantes, enfadados y no reconocen a nadie más que a así mismos; tomamos en consideración estos temas y los debatimos.

En estas discusiones, acompañamos a nuestro compañero Bager hacia las profundidades de la historia alemana y le hicimos muchas preguntas. Es muy impresionante que no importa en que parte del mundo vivamos, si es en un lugar donde las tribus han vivido de una manera muy pronunciada, nos parecemos entre sí. Ahora, cuando Heval Bager se levantó y explicó un poco sobre sí mismo y un poco sobre las tribus germánicas, toda la clase estaba tan impresionada del hecho de que los pueblos germánicos y kurdos, y por tanto también los germánicos y árabes, germánicos y persas, y otros pueblos con tradiciones tribales en otras partes del mundo, se parecen entre sí. Si algo ha cambiado, especialmente en los últimos 200 años, ha sido por nada más que la era del monstruo llamado nación-estado, racismo, fundamentalismo, sexismo, y las ideologías positivistas que dividen a las personas y las hacen enemigas las unas de las otras. Cuanto más somos conscientes de esto, más abrazamos la vida comunal y natural y desarrollamos más nuestra utopía en la lucha contra el racismo y toda otra enfermedad que el estado-nación ha propagado.

A la vez que unimos todo esto, veo al Che levantándose en una parte del mundo y comenzando su camino hacia África para traer la revolución. El compañero Bager también viene de una parte del mundo a otra, a otro país, para tomar parte en las filas de la revolución por la libertad de un pueblo con el espíritu combatiente de su propio pueblo.

En este sentido, debatimos con nuestro compañero Bager en muchas clases. Él preguntaba y los/as compañeros/as respondían, los compañeros/as preguntaban y él respondía. Pero, ¿no es ser revolucionario/a simplemente el completarse entre sí?. Si ser revolucionario/a es complementarse, entonces el compañero Bager dio a sus compañeros/as lo que podía y ellos/as le dieron lo que era necesario para enriquecerse.

Cuanto más veíamos la profundización que se producía dentro del compañero, más nos llevaban nuestros debates a diferentes lugares del mundo. Pronto se hizo evidente que el compañero Bager había elegido deliberadamente venir a las montañas de Kurdistán. De esta manera entendí por su parte el gran interés con el que se recibe el paradigma de Abdullah Öcalan, principalmente en Europa, pero también en muchos otros lugares en el mundo. Primero viajando desde 1990 hasta el día de hoy, él enumeraba uno por uno las nuevas búsquedas que se han desarrollado en mucho lugares en el mundo entero. Realmente, cuanto más nos contaba, más se abría mi horizonte y el de todos los y las compañeras. Cuando alguien aprende que se comparten los mismos sentimientos y pensamientos con otros compañeros y compañeras en otras partes del mundo y que se vive el mismo espíritu, hace que el corazón de cada individuo se expanda y se agrande su horizonte. Por supuesto, realizamos nuestras investigaciones y estudios, especialmente con muchos y muchas compañeras alemanas que he conocido, con las que he debatido, y con muchas internacionalistas a las que he conocido. Pero puedo decir claramente que con el que más he debatido el paradigma de Abdullah Öcalan ha sido con Heval Bager.

El viaje educativo llegaba a su final. Tuvimos plataformas antes del final de la educación. Nuestras plataformas son un punto crucial para la conciencia y el cambio de todos y cada una de nosotras. La crítica de nuestros/as compañeros/as hacia nosotros/as y nuestra auto-crítica hacia ellos/as – entendemos la vida como digna de crítica y la corregimos. Las plataformas son nuestra forma de acción para ello. El arma más efectiva para los y las combatientes de la libertad es la crítica y la auto-crítica. El objetivo más fundamental de estas plataformas es reconocer por nosotros y nosotras mismas nuestras características que no corresponden a la modernidad democrática y superarlas a través de la crítica y la auto-crítica.

La plataforma de Heval Bager se llevó acabo igualmente. En la plataforma fue evidente cuánto apreciaban y respetaban los y las compañeras a Heval Bager. No hay duda de que un/a revolucionario/a crea ella misma el respecto por el que se distingue. Lo que formó el respeto que se mostró hacia él fue su personalidad socialista y leal.

Quizás os choque particularmente, pero lo quiero decir una vez más. La realidad que como combatientes de la libertad defendemos en su máxima expresión es que cada uno y una de nosotras contribuye a la lucha revolucionaria a su propia manera y color. Queremos que cada uno y una contribuya con su propio color y cultura. Quien venga de la sociedad árabe, con el color del pueblo árabe, una persona turca con el color de la sociedad turca, una armenia con el color de la sociedad armenia, una persona siriaca participa con el color de la sociedad siriaca. O también alevís, yezidís, o cualquier otra creencia participan con los colores de su sociedad. Aquellos y aquellas que no participan con su propio color en la lucha por la revolución, no pueden desarrollar todo su potencial. Quien en cambio solo imita a otras personas no puede ser consciente de sí mismo/a. Heval Bager tenía una actitud madura y consciente en su vida, en su acercamiento, su lenguaje, sus canciones, y en sus relaciones con sus compañeros y compañeras. En la plataforma, su actitud ejemplar se convirtió en una crítica real para sus compañeros y compañeras que no habían escrito su informe en kurdo. Al mismo tiempo, él siempre en la plataformas reflexionaba profundamente en la realidad de la sociedad alemana, porque toda hierba y toda flor florece de sus propias raíces. Por lo tanto, un compañero o compañera alemana no debería de convertirse en una kurda; para entender al pueblo kurdo, se necesita sin lugar a dudas un acercamiento empático; y él hizo esto. Heval Bager era este tipo de compañero. Estaba tan unido al ser guerrillero y revolucionario que sus compañeros y compañeras lo admiraban.

Al final de la unidad educativa, el grupo de música Amara vino a las celebraciones de la escuela del Partido Mazlum Dogan. Heval Bager cantó con el grupo docenas de canciones en varios idiomas e inspiró a sus compañeros y compañeras. Como compañero que creció en Alemania, le pregunté si podía cantar la canción “Roter Wedding”, lo que hizo con gran entusiasmo. Después de muchos años, el escuchar la canción revolucionaria “Roter Wedding” con la voz de Heval Bager me dio una gran motivación y alegría.

Casi todos los compañeros y compañeras conocían las destrezas y habilidades de Heval Bager. Entre muchos de sus talentos tocaba la guitarra y el violín maravillosamente. Todos los estudiantes de la academia que le vieron sabían que tocaba la guitarra. El compañero Bager no solo tocaba la guitarra y el violín, sino que también cantaba preciosas canciones con ello. Tuvimos muchos debates y se formó un comité cultural para crear canciones en diferentes idiomas. El objetivo principal era escribir y cantar canciones en diferentes idiomas sobre grandes comandantes/as y revolucionarios/as como Erdal – Engîn Sîncer, Atakan – Suleyman Çoban, y Egîd – Mahsûm Korkmaz. Durante todo un invierno querían crear canciones con el grupo de música Awazên Çiya para hacer de estos compañeros y compañeras inmortales, así como el Che Guevara con su canción. Para este propósito, se transfirió a Heval Bager a los trabajos culturales por un cierto tiempo.

Cuando Heval Bager estaba en los trabajos de cultura, nos vimos algunas veces pero más que vernos nos escribíamos. Ya que había hecho evaluaciones ideológicas muy profundas, me envió unos textos para que los transmitiese. Yo también sugerí que escribiese textos sobre el paradigma. Él también me preguntó por material y fuentes sobre las relaciones alemano-turcas y alemano-kurdas para hacer una investigación sobre ello. Recogí el material, lo solicité de los archivos, lo compilé y se lo mandé.

En un momento cuando estábamos llenos y llenas de expectaciones por la guerrilla del Kurdistán y por el paradigma de la modernidad democrática, debido a su profundización, multiplicación y en este respecto en su nueva creación en términos culturales y artísticos, los aviones del estado fascista turco atacaron las zonas de defensa Medya el 14 de Diciembre de 2018, y recibimos las tristes noticias de que había caído mártir. Es apropiado decir que todos y todas las compañeras que conocían a Heval Bager se quedaron destrozadas. ¡Las palabras se secaron de sus bocas!

La severidad de los inviernos en Kurdistán es bien conocida. En este mes de fuerte invierno, los y las compañeras levantaron el cuerpo de Heval Bager del lugar en el que cayó y los trajeron al cementerio de los mártires con una ceremonia en memoria impresionante. Cuando su cuerpo fue enterrado en el cementerio, yo estaba presente. Ningún compañero o compañera fue capaz de decir ni una sola palabra, pero las lágrimas de sus ojos no cesaban. Casi todos y todas las compañeras que lo enterraron lo conocían personalmente. Nuestra cólera era que un compañero que había venido desde otra parte del mundo, reviviendo el camino y las formas del Che para luchar por la revolución en Kurdistán había hecho su último viaje entre nosotras y nosotros. Combatientes que se unen a la revolución saben que, una vez que dan el paso en la lucha, la revolución y el ser un revolucionario y revolucionaria tiene su precio. Aquellos y aquellas que creen que otro mundo es posible saben sin ninguna duda que esto no ocurrirá sin sacrificios. ¡Es por ello que ya se han dedicado decenas de miles de bellas almas a la revolución en la lucha por la libertad de Kurdistán!

La actitud de todo y toda revolucionaria que se ha dirigido a las montañas y a la guerrilla se esconde en estas palabras del Che, en el sentimiento de que “donde quiera que la muerte nos sorprenda, que sea bienvenida siempre que nuestro grito de guerra haya sido escuchado tan sólo por un oído receptivo, y si otra mano alcanza a levantar nuestras armas, y otra persona se presenta para unirse a nuestro canto fúnebre con el traqueteo de las ametralladoras y con nuevos gritos de batalla y victoria.”

Tanto como seamos conscientes de esto, nuestro corazón no deja marchar y no acepta que un compañero que ha venido de otra parte de la tierra y luchó hombro con hombro con nosotros y nosotras en nuestra tierra por la revolución de Kurdistán, que se convirtió en el puente de la revolución, se nos haya sido arrebatado y tenga que marchar. Esto nunca lo aceptamos. Con las palabras de Emma Goldman, “Hasta que los sueños sean sólo una uva a la luz del sol”, en la personalidad de Heval Bager, continuaremos nuestra lucha al más alto nivel hasta que tengamos éxito en realizar los sueños, utopías y objetivos de todos y todas las revolucionarias por la libertad.

Nuestro eslogan de la vida, nuestra búsqueda de la vida, y nuestro principio de la vida siempre y a cada paso:

¡Hasta la victoria siempre!
– An Sosyalîzm to Sosyalîzm! ¡O socialismo o socialismo!
– “Jiyan an dê azad be yan azad be!” “La vida o será libre o será libre!