Un pionero del nuevo internacionalismo – En memoria de şehîd Kasim Engin

795 0

Ayer, el Comité Central del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) anunció y compartió con el público tras una declaración escrita el martirio de Kasim Engin, un miembro del Comité Central del partido. El 27 de mayo de 2020, compañero Kasim Engin se convirtió en mártir como resultado de un ataque aéreo del ejército turco a las zonas guerrilleras de la región de Bradost, Kurdistán del Sur.

A nosotrxs, como Comuna Internacionalista de Rojava, nos gustaría conmemorar Şehîd Kasim con algunas palabras sobre su vida, su postura revolucionaria y su práctica dentro del movimiento de liberación. Le consideramos como un pionero ejemplar de la lucha internacionalista y con su recuerdo grabado en nuestra memoria seguiremos realizando la revolución hasta la victoria.

Şehîd Kasim conoció el movimiento de liberación kurdo a través de su familia, que había estado en contacto con el PKK desde su fundación en 1978. Desde 1985, participó activamente en los trabajos del movimiento de liberación en Europa, y en 1989 decidió unirse a las filas del PKK eligiendo el camino de un revolucionario profesional. En el marco del trabajo revolucionario, organizó la población kurda en la diáspora y asumió grandes responsabilidades, especialmente en las tareas relacionadas con la juventud, la cultura y la diplomacia. En Alemania, desempeñó también un papel importante en la publicación y distribución de la revista “Kurdistan Report”, contribuyendo de manera importante a la difusión de los ideales de la lucha por la liberación kurda y el surgimiento de todo un movimiento solidario con esta lucha. Describió con sus propias palabras la importancia de aquella revista, cuyo objetivo va más allá de una simple contrainformación:

“Kurdistan Report” es muy significativa en dos aspectos; por un lado, trae la realidad en la que viven lxs kurdxs, sus condiciones sociales y su tierra más cerca de la sociedad en Alemania y otros regiones de habla alemana, y por otro lado, para nosotrxs -que nos vimos obligadxs a vivir lejos de casa- para poder adquirir conocimiento sobre nuestra propia realidad, reconquistando nuestra identidad en el proceso, y así convertirnos en compañerxs de armas en la lucha por la libertad.

Es posible que lo que he dicho no se aplique a otros pueblos de la Tierra. Pero para aquellos pueblos cuyo idioma, como el nuestro, está prohibido, cuyos espacios de vida e identidad son negados y a quienes no se les concede pisar su propia tierra, es de gran importancia que el conocimiento de la propia identidad pueda ser adquirida también en lugares lejanos. […] En resumen, “Kurdistan Report” no es sólo una revista. Tampoco es sólo una serie de artículos que se publican para que algunxs jóvenes lo lean. En lo interpersonal e individual, esta revista no fue sólo el nombre de la conexión que tenemos con el movimiento, especialmente con los grupos de izquierda, socialistas, feministas, demócratas, antifascistas, anarquistas, etc., sino la conexión en sí misma. […]”

Este enfoque serio y responsable respecto las tareas revolucionarias, así como la cercanía y el amor por la gente también fueron la razón por la que Şehîd Kasim logró conectar las luchas. Gracias a su personalidad humilde, positiva y vivaz, se ganó la confianza de la gente y fortaleció la
la moral de todxs sus camaradas. Todos lxs que tuvieron la suerte de conocerlo, incluso si fue por poco tiempo, lo valoraban y lo querían mucho.

Para nosotrxs, como Comuna Internacionalista de Rojava, Şehîd Kasim representa un espíritu revolucionario de la juventud y es uno de lxs que impulsaron el nuevo internacionalismo. Con su enfoque práctico y abierto, ya en la década de 1980 sentó las bases de nuestra práctica actual e hizo una contribución inestimable a la difusión de la revolución.

Para entender mejor la realidad del pueblo kurdo, en 1990 Şehîd Kasim viajó a la Academia Mahsum Korkmaz en el Líbano. Allí conoció personalmente a Abdullah Öcalan y estudió en profundidad la historia del Kurdistán, la filosofía y los valores del movimiento por la libertad. Sin descanso ninguno y con toda su fuerza trabajó ardorosamente por un futuro libre.

El enfoque y la práctica de Abdullah Öcalan, el hecho de dedicar cada segundo de tu vida a la lucha por la liberación y al mismo tiempo trabajarse en todo momento a unx mismx y tus compañerxs, estar ahí para los demás, siempre fue un ejemplo para él. Şehîd Kasim Engin siempre trató de re-crearse a sí mismo y aplicó la ideología de la liberación de la mujer en la práctica del compañerismo con las amigas con quienes trabajaba. Para él estaba claro que la victoria de la revolución de las mujeres era indispensable para el éxito de la revolución, y por lo tanto también para
la liberación de los hombres.

El ataque dirigido a otro cuadro más en posición de liderazgo que desde largos años formaba parte del movimiento de liberación, sigue la línea de los ataques de los últimos dos años, como aquél en el que cayó Şehîd Mam Zekî Şengalî, aquél en que cayeron compañerxs del Comité de Diplomacia de KCK, así como aquél del pasado año cuando cayó Şehîd Helmet, y no puede ser evaluado separadamente de los actuales acontecimientos políticos. Mientras que los enemigos de la revolución –ante todo los Estados Unidos y la OTAN- están haciendo todo lo posible para descarrillar la revolución en Rojava de la línea revolucionaria del apoismo, para así aniquilarla políticamente, al mismo tiempo están tratando de establecer alternativas a la lucha armada contra el fascismo en Bakûr en el marco de la política legal, apuntando con sus ataques coordinados al centro revolucionario y cerebro del movimiento.

El cada vez más restrictivo régimen del aislamiento impuesto sobre el liderazgo del movimiento de liberación, en la persona de Abdullah Öcalan, y los ataques furtivos y cobardes contra el liderazgo práctico de este mismo movimiento, tienen como objetivo “cortar la cabeza” al movimiento y desorientarlo para luego poder neutralizar con más facilidad la revolución que se está llevando a cabo en Oriente Medio mediante ataques políticos, ideológicos, económicos y militares. Y este tipo de ataques no son sólo obra del Estado turco fascista, sino que son el resultado de una cooperación directa entre las potencias imperialistas, especialmente los EE.UU., los servicios secretos turcos (MIT) y los colaboradores locales kurdos como los servicio de inteligencia del PDK (llamados Parastin), y por lo tanto deben ser considerados como parte de un continuo complot
internacional.

Şehîd Kasim llamó a la acción contra este complot internacional en curso, no sólo a través de las denuncias sino “tomando abiertamente una posición contra aquellos que están haciendo causa común con las fuerzas coloniales y están actuando de acuerdo con sus intereses”. Las palabras de Şehîd Kasim son también un llamamiento al movimiento de resistencia global a defender la Revolución en Medio Oriente, y traerla desde Rojava y las montañas liberadas de Kurdistán al mundo entero. Es necesario adoptar la esperanza, los valores, los métodos y la práctica del movimiento por la libertad y sobre esta base y de una forma responsable continuar la lucha de Şehîd Kasim por un futuro libre hasta lograr el objetivo.

Estamos escribiendo estas líneas porque creemos que es importante que todxs lxs camaradas sean capaces de analizar, evaluar estratégicamente y responder a los acontecimientos que están teniendo lugar ahora mismo. Cuando los enemigos de la revolución tratan de apagar el fuego de la revolución en el Medio Oriente, se convierte en nuestra tarea llevar esta llama a todas partes. Contra el complot internacional, contra la unidad de los poderosos del mundo, nuestra respuesta sólo puede
ser fortalecer la lucha revolucionaria unida. En este sentido, tenemos que crear dos, tres, muchas Rojavas.

En memoria de Şehîd Kasim y todxs lxs mártires de la revolución global, libremos la lucha hasta la victoria.

La revolución en Oriente Medio ganará y el fascismo será aplastado.

Comuna Internacionalista de Rojava
9 de Junio de 2020